Cual hoja,

cual semilla,

soy del viento.

Cual ave en pleno vuelo,

cual llama que alimenta el fuego

soy del viento.

Cual poesía sin rima,

cual sonido de tu sonrisa,

soy del viento.

Cual brisa que da vida,

cual voz del tiempo,

soy del viento.

Cuántas veces te reconocí a lo lejos y huí con todas mis fuerzas en dirección contraria, cuántas veces me viste a los ojos y sin un atisbo de duda desvié la mirada, cuántas veces te sentí tan cerca mío sin importar cómo te humillaba.

Pero hoy te enfrento en este encuentro y decido dejar de rechazarte, porque más que nunca me nacen las ganas abrazarte y agradecerte por ser parte fundamental de mi vida y de mi ser.

Te quiero y aprecio vieja amiga Dolores, te abrazo en las penumbras en las que incontables veces te dejé y te llevo de una vez por todas a la luz.

Porque sin vos no hay poesía, no hay arte y no hay vida.

Fuente: La Gente Anda Diciendo

No siempre pensamos mucho o nos ponemos en el lugar del otro cuando decimos o hacemos algo que le puede llegar a afectar el resto de su vida.

Ya sean bromas que creemos inocentes o un sobrenombre que marca nuestro paso por el colegio o nuestra adolescencia en general, en el fondo, no somos conscientes del poder o influencia que podemos tener sobre las personas que nos rodean, sean familia, amigos, compañeros o simples conocidos.

¿Cuántas veces medimos…

El desafío de tratar de poner a un “indignado” en el zapato de un “haragán” que le cierra el paso.

Desde hace un poco más de tres semanas dos cosas empezaron a ser parte de mi rutina de todos los días: en primer lugar, todo el tiempo que “pierdo” estancado en el tráfico del microcentro asunceno “por culpa de los campesinos haraganes que cierran las calles”; y en segundo lugar…

El que haya dicho que no se puede vivir de las ideas mentía, se puede tener una existencia entera en los pensamientos, sólo que no es vida y te puede llevar a la muerte.

Si hay algo en lo que las personas extremadamente reflexivas somos buenas es en convertir una sola idea en horas interminables de pensamientos y deliberación, usualmente generando un desgaste mental tremendo e incapaz de llevar a cabo una acción concreta en el mundo real.

Si a eso sumamos un poco…

Si hay una constante en la historia de la humanidad es la naturaleza falible de nuestras acciones y decisiones. Cuanto antes aceptemos esto, más fácil será convertirnos en mejores personas que construyan una mejor sociedad.

Más allá de las diferencias que tengamos como individuos únicos y originales, existe algo que tenemos en común todas las personas, sin distinción de raza, género y contexto histórico o social: el equivocarse forma parte fundamental de nuestra naturaleza humana.

Si al momento de leer esto repasamos nuestro día hasta…

Casos regionales para inspirar a emprendedores paraguayos a transformar la realidad

El gran desafío de todo emprendedor es encontrar esa oportunidad de emprender algo disruptivo que pueda crecer a escala local y regional generando impacto positivo en los demás. En ese sentido, en Paraguay existen muchas oportunidades para lograr este objetivo y colaborar para mejorar nuestra realidad.

Tomando como base algunas…

Nunca me consideré una persona egoísta o con malas intenciones, siempre creí que cada cosa que hacía, cada decisión que tomaba, lo hacía buscando lo mejor para las personas que más quería y que llevaba en el corazón.

Pero me di cuenta de que ser o no egoísta es mucho…

Cristian Sosa Maciel

Ideas caórdicas sobre evolución personal y procesos de innovación colectiva

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store